Existen diferentes tipos de puertas, cada uno presenta sus propias características, que las convierten en un elemento ideal para determinados ambientes, es importante que al momento de elegir una puerta para algún espacio de su hogar u oficina, esta debe cumplir con ciertas condiciones en cuanto al material que lo conforma, seguridad, comodidad, entre otros.

Conoce los tipos de puertas más comunes, y cuáles son los ambientes para los que son recomendados, de acuerdo a los profesionales.

Batientes

También se conocen como puertas abatibles. Y se trata de aquella puerta cuya hoja gira en torno a un eje de rotación, el cual corresponde a los pernos que unen el marco de la puerta y la hoja de la puerta en sí.

Este tipo de puertas puede ser elaborado en cualquier tipo de material, son las puertas más populares tanto en hogares como en oficinas. Cualquier persona puede realizar la instalación de este tipo de puertas, sin embargo, si no desea correr riesgos en este sentido, puede contratar un cerrajero profesional para hacerlo.

Oscilobatientes

Este tipo de puertas se diferencian de las demás porque presentan una doble función de apertura, es decir, que puede abrir en las dos direcciones, y para ello requiere el uso de unos pernos especiales que permiten que esta característica tan particular.

Son puertas que suelen ser muy utilizadas en las puertas de la cocina de los restaurantes, son muy prácticas en este sentido.

Debido a que su sistema es un poco diferente a la puerta batiente convencional, sería ideal que su instalación fuera realizada por un cerrajero sant cugat profesional.

Correderas

Este tipo de puertas son perfectas para ser instaladas en habitaciones que tienen poco espacio, puede estar constituida por una o dos hojas, y su mecanismo de apertura consiste en deslizar las hojas de la puerta hacia un lado. Suelen instalarse en baños, duchas, habitaciones, incluso en garajes.

Giratorias

Se tratan de puertas muy particulares, de hecho son utilizadas principalmente por los centros comerciales, algunos bancos y algunas tiendas.

El mecanismo de este tipo de puertas consiste en una estructura externa fija, este puede ser circular o semi-circular, y unas hojas internas que giran en un eje que mueve las hojas internas de la puerta.

Por lo general, las hojas internas se mueven en sentido contrario a las agujas del reloj, y puede ser de manera manual o automatizada.

Telescópicas

Es una versión ampliada de las puertas correderas, y es que el mecanismo es similar, sólo que en lugar de una o dos hojas, pueden ser muchas más, y se podrán deslizar hasta ocupar el tamaño de una sola hoja.

Son puertas muy utilizadas en empresas y grandes garajes, el sistema puede ser manual o automatizado, todo va a depender de las necesidades del propietario.

Plegables

Este tipo de puertas también se conoce como puerta acordeón, y esto es gracias a su similitud con este instrumento musical.

Su estructura consiste en dos o más hojas articuladas, que al momento de abrir la puerta quedan plegadas como un acordeón. Son puertas para separar ambientes internos, tales como habitaciones, baños, clósets.