Suponiendo que en casa haya alimento y los servicios básicos estén disponibles, lo que se necesita en casa para estar seguro y tranquilo es disponer barreras que nos protejan de los daños del exterior.

La seguridad es un asunto prioritario, en algunos casos no hace tanta falta que se este cómodo, como que se este seguro, que nadie ni nada los pueda poner en riesgo ¿verdad? Una vez seguros, es cuando se nota los que nos hace falta para alimentarnos, dormir o asearnos.

Pero en una casa común, las puertas deben estar bien cerradas y para ello, los cerrajeros profesionales saben que se necesita no solo cerraduras que funcionen correctamente, sino que las puertas no sean débiles, que las ventanas no permitan el paso de intrusos.

Para establecer un nivel de seguridad adecuado para cualquier establecimiento debe estar vigilado, ya sea por la interacción de personas o por dispositivos tecnológicos que permitan alcanzar todo el área.

Hace falta recorrer la propiedad en una vista panorámica 360 grados para hallar las posibilidades de intrusión. Hace falta pensar como un ladrón para determinar que tipo de productos de cerrajería, hace falta para hacerla mas resistente a los ataques.

Cierres eficientes

Afortunadamente, hoy se disponen de cerraduras de diferentes tipos, mecanismos y tecnología, que buscan a adaptarse a as necesidades de los clientes para fortalecer la seguridad en puertas de estructuras de varias índoles.

Se puede escoger el tipo de cerradura a partir del material en que esta fabricada una puerta, en la dirección hacia donde abre la puerta, lo sofisticado de la estructura, la funcionalidad de los espacios y las condiciones de las personas que permanecen en los espacios.

Están las cerraduras tradicionales que conocemos con llaves metálicas, por cierto que son muy vulnerables a las ganzúas. También están las que se activan con electricidad y tienen interruptores, que sirven también para los negocios. Hasta las mas modernas que son inalámbricas.

En medio de la cerradura mas tradicional y la mas moderna existen otros modelos que pueden ajustarse a las necesidades de la propiedad que se quiere proteger. Las ventanas no pueden quedar sin protección al igual que las puertas de los jardines o los portones.

Patrullaje policial

Para estar seguros en casa, es necesario que los peligros sean mínimos afuera. Eso es muy poco probable de controlar por nosotros. Aunque se pueden contar con patrullaje policial en la zona, y estar enterados cuales son la frecuencia del patrullaje para saber si es realmente eficiente o se requerirá de dispositivos que hagan un mejor trabajo.

Vigilancia perimetral

Desde el interior de casa se debe tener visión hasta el exterior para vigilar si alguien esta merodeando la zona. Asómate por la ventana y observa cuales podrían ser los accesos que no están protegidos o cuales son las zonas que deben ser iluminadas.

Quizás nunca te haya interesado hacer tu casa mas segura, pero nunca es tarde para convertirla en una fortaleza, comienza por buenas cerraduras y una excelente iluminación. Que no te tome por sorpresa la delincuencia.