¡Bajo ninguna circunstancia nos debemos acostumbrar a recibir daños de otros! En estos caso es referirse al que recibimos de la sociedad delictiva. Por mas frecuencia alta que tengan los robos o hurtos en nuestra comunidad, nunca se debe tener una posición pasiva para enfrentar la ola delictiva.

Muchas comunidades en el mundo, hacen normal que los ladrones entren a sus casas o negocios y se lleven sus bienes, luego de pasado el hecho, lo olvidan y prosiguen como si no sucediese nada, acostumbrándose al delito. No solo sucede con los ladrones, sino también sucede con timadores, corrupto y hasta con asesinos. Esto es un reflejo de falta de gobierno para la sociedad y de autoridad,, que han sido atrapados por un grupo de despiadados.

Nadie quiere arriesgar su vida en una lucha sin apoyo por la seguridad, personal y de la propiedad, pero en las sociedades cada individuo debe aportar en forma de denuncia, u organizando sistemas de seguridad activa entre vecinos, comprando productos de seguridad novedosos o cerrajería de alta seguridad.

Hay que ponerle el trabajo mas difíciles a los delincuentes, afortunadamente el comercio electrónico, nos ha cortado las distancia para saber y comprar cerrajería avanzada, sistemas de seguridad y otros adicionales que apoyen el interés de vivir alejado de delincuentes.

No acostumbres a que te roben

Otros países han encontrado formas de reducir el delito de diversas naturaleza, con acciones sociales mas profundas, pero debemos comenzar a blindar nuestro espacio personal , privado e independiente  de barreras efectivas. Se puede ser el ejemplo para otros que aun no saben como defenderse pero lo necesitan con urgencia.

hay que denunciar, cada vez que somos victimas de robo, por pequeño que sea el valor de lo que se llevaron, saber la frecuencia con que roban en un sector, aportar datos del maleante, los métodos de ataque, se van creando precedentes para poder combatirlos, si cada uno se queda con esa información no se pueden crear estrategias unificadas que tienen mejores resultados.

No descuides las puertas

Hay personas que perciben que los ladrones no los quieren atacar porque son buenas personas, la verdad es que los ladrones no miran caras para adueñarse de lo ajeno, las puertas de las casas siempre tienen que estar cerradas y aseguradas con cerradura de buena calidad. Esta sensación de ser imperceptibles para los ladrones la viven muchas personas, que luego se ven deprimidas y decepcionadas del mundo cuando son victimas, así lo comentan los cerrajeros Dos Hermanas en sus talleres.

Educación de seguridad familia

Hay que terminar con el prejuicio de creer que los robos son cosas del azar y que si te toco esta vez, no hay nada que hacer, porque esa afirmación no es cierto . tampoco debemos asumir que por ser pobre o menos pudientes que otros los ladrones se enseñan, hay productos de cerrajería excelentes en el mercado, de diferentes precios y de u nivel alto de seguridad, para que todos tengan acceso.

Denuncia, acciona y documenta los robos de tu comunidad, reúnete con otros vecinos y concientiza a las personas de tu alrededor para hacerle cara a los vándalos, incluye a toda tu familia y amigos, s otros los han logrados el cambio social es posible.