La luz es importante para todo como se sabe. Pero más importante es para mantenernos seguros de los delincuentes. Los espacios oscuros son una desventaja enorme para cualquier espacio, pero además no contar con un flujo de electricidad constante también hace que todo sea mucho más peligroso.

Muchos sistemas de seguridad usan la electricidad para mantener cámaras e incluso accionar el cierre, aunque existen cerraduras que tienen su propia fuente de alimentación por medio de baterías internas, mantener los espacios iluminados es beneficioso para la seguridad y no tan bueno para la delincuencia.

Hay personas que creen que dejar todo apagado a oscura es mejor porque los ladrones no pueden ver nada y no se podrán desplazar con facilidad, con suerte hasta tiren cosas y el ruido los delate. Pero la verdad es que estas personas tienen mucha habilidad para manejarse en ambientes sin luz y andar en espacios con mucha luz los inmoviliza.

Visualizar el cilindro

Los espacios deben estar iluminados tanto en el lado interior como en el exterior, las zonas de afuera siempre son olvidadas por los propietarios como si no formaran parte de sus barreras. Incluso la acera de enfrente puede jugar en tu contra si no está bien iluminada. Los delincuentes dejan marcas para robarlas luego, se asoman e intentan romper el cilindro si la situación se lo permite.

Poder ver la cerradura es positivo para los que tienen la llave, así no demoran en conseguir la llave y meterla en la ranura. En este tiempo se pueden acercar extraños más si se dan cuenta más de una vez que tarda. Las cerraduras de exterior deben resistir a los ataques de habilidad y de fuerza, por ello es mejor consultar a los cerrajeros de https://cerrajerossevilla24h.es/pueblos/cerrajeros-tomares/ si decides cambiar por una mejor.

Adyacencias iluminadas

Si todo está a oscuras los ladrones podrán saltarse por las cercas hasta el interior. Los profesionales de la cerrajería recomiendan el uso de concertinas de seguridad, sensores de detección d intrusos, cámaras de seguridad y hasta de mascotas amaestradas cuando ven a intrusos.

Hay variadas estrategias validas, pero la iluminación, aunque no es un producto de seguridad influye significativamente sobre las alternativas de cierre.  Se pueden instalar focos que apunten directamente a las zonas más vulnerables o a las puertas para evitar que alguien los sorprenda en la entrada.

Existen sensores para la iluminación que son muy eficientes cuando alguien se acerca se encienden, ahuyentando a los intrusos por la sorpresa, además de que ayuda a reducir el consumo de electricidad. Obviamente dirán que a plena luz del día los ladrones también actúan, y es cierto, pero en estas horas otros factores afectan la seguridad y es la soledad de la zona o otras vulnerabilidades

Sistemas de monitoreo

Un buen sistema de monitoreo por cámaras necesita de luz para enfocar a los posibles intrusos u objetos extraños, además que funcionan con electricidad, los cables y la adecuada iluminación es muy necesaria, a pesar que hay tecnología para que detecte en medio de la oscuridad. Estos son más costosos que mantener una bombilla encendida.